Lección 10 | Viernes 4 de marzo 2016 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática
Viernes 4 de marzo
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “No solo el hombre sino la Tierra, por el pecado, también ha llegado a estar bajo el control del impío, y había de ser restaurada por el plan de la redención. En su creación, Adán fue puesto para dominar sobre la Tierra. Pero, al ceder a la tentación, fue puesto bajo el poder de Satanás y el dominio que tenía pasó a su conquistador. De este modo, Satanás ha llegado a ser ‘el príncipe de este mundo’. Él usurpó el dominio sobre la Tierra que había sido dado originalmente a Adán. Pero Cristo, al pagar la penalidad del pecado por su sacrificio, no solo redimió al hombre, sino también recuperó el dominio que este había abandonado. Todo lo que el primer Adán había perdido es restaurado por el segundo” (ST, 4 de noviembre de 1908). Aunque es muy fácil olvidarlo al mirar el mundo que nos rodea, la verdad vital es que Satanás fue derrotado y que “tiene poco tiempo” (Apoc. 12:12). El mal, la muerte y el sufrimiento prevalecen en este mundo, aunque se nos promete que, por causa de lo que Cristo ha hecho, todo esto será erradicado. Además, si no es claro todavía, debería serlo: el mal no será eliminado por algo que los humanos hacemos a menos que destruyamos completamente la Tierra y toda la vida en ella (lo que sería probable si se nos diera el tiempo suficiente y Dios no nos retuviera). Solo la intervención sobrenatural de Dios traerá los cambios prometidos. Nosotros no podemos resolver este problema.
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. “Debilitada y defectuosa, necesitada de advertencias y consejos constantes, no obstante la iglesia es el objeto de la suprema consideración de Cristo. Él está haciendo experimentos de gracia en los corazones humanos y está efectuando transformaciones de carácter que asombran a los ángeles, quienes expresan su gozo con cantos de alabanza. Se alegran al pensar que los seres humanos pecaminosos y descarriados pueden ser transformados así” (RH, 20 de enero de 1903). ¿Cuáles son algunas maneras en que somos transformados por lo que Jesús hace por nosotros y en nosotros?
2. ¿De qué forma el Gran Conflicto se desarrolla dentro de la iglesia tanto en el ámbito local como en el mundial? ¿Cuáles son los problemas que nos dividen o debilitan, y nos impiden hacer la obra que se nos ha llamado a hacer? ¿De qué modo podemos traer sanidad y unidad cuando la gente no se pone de acuerdo en algunos puntos esenciales?

(634)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*