Viernes 6 de diciembre
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee, en El conflicto de los siglos, los capítulos “El Templo de Dios”, pp. 461-475, y “Jesucristo, nuestro Abogado”, pp. 476-485.
En Daniel 9:24 al 27, el comienzo de las setenta semanas está marcado “desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén” (Dan. 9:25). El libro de Esdras informa de tres decretos que se refieren a Jerusalén y el Templo, pero solo el tercero, informado en Esdras 7:12 al 26, es el más efectivo. El rey persa Artajerjes I emitió el decreto en 457 a.C., e involucró tanto la reconstrucción del Templo como la reedificación de Jerusalén como un centro político y administrativo (Esd. 7:25, 26). En la Biblia solo este decreto es seguido por gratitud y alabanzas a Dios por influir sobre el rey (Esd. 7:27, 28). Además, solo con 457 a.C. como punto de partida, las setenta semanas (es decir, los 490 años) llegan al tiempo de Cristo, el “Mesías Príncipe” de Daniel 9:25 al 27. De este modo, la profecía de las setenta semanas proporciona la fecha precisa para el comienzo de las 2.300 tardes y mañanas. Comienzan en 457 a. C. y terminan después de 2.300 años, en 1844 d. C.
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Si es posible, estudia una explicación más detallada del vínculo entre Daniel 8:14 y Daniel 9:24 al 27, y la estrecha conexión entre ambas profecías. ¿Qué debe decirnos acerca de la importancia de la profecía de Daniel 8:14 que está tan estrechamente ligada a una profecía tan importante como la de Daniel 9:24 al 27?
2. Elena de White escribió: “El pueblo de Dios debería comprender claramente el asunto del Santuario y del Juicio Investigador. Todos necesitan conocer por sí mismos el ministerio y la obra de su gran Sumo Sacerdote. De otro modo, les será imposible ejercitar la fe tan esencial en nuestros tiempos, o desempeñar el puesto al que Dios los llama” (CS 542). ¿Qué crees que ella quiso decir con esto? ¿Por qué es tan importante que comprendamos estas cosas?
3. Cuando hablamos del cuerno pequeño, las profecías de Daniel 7 y 8 tratan solamente con Roma, y nada más: no del comunismo (como algunos han dicho en lo pasado) o del Islam (como algunos dicen ahora). Entonces, ¿cómo podemos mantenernos fieles a estas enseñanzas sin causar indebido dolor a otros? ¿Por qué debemos mostrar que nuestra preocupación es con un sistema, no con las personas incluidas en él?
457 a.C.
27 d.C.
Jesús bautizado
69 Semanas (de años)
= 483 años
70 Semanas (de años) = 490 años
3 1/2 años
3 1/2 años
“Hasta dos mil y trescientos días de tarde y de mañana; y el santuario será purificado” (Dan. 8:14).
31 d.C.
Crucifixión
34 d.C.
Apedreamiento de Esteban
1844 d.C.
Principio del Juicio

(972)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*