LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Colosenses 3:1-4; 2 Corintios 3:17, 18; 10:3-5; Romanos 12:2, 3; Juan 10:10; Mateo 5:13-15.
PARA MEMORIZAR:
“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Col. 3:1, 2).
A ISAAC WATTS se le atribuyen más de 750 himnos, muchos de los cuales se cantan todavía hoy. Una vez, en Londres, se hizo un desfile en honor de Watts. La gente salió a las calles para ver al famoso hombre. Mientras su carruaje pasaba bajo un balcón lleno de espectadores, una dama se asombró de que este hombre bajito, encorvado por la edad, hubiera escrito esos majestuosos himnos. Exclamó: “¿Usted es Isaac Watts?” Watts pidió que el carruaje se detuviera. Se estiró cuanto pudo y exclamó: “Señora, si yo pudiese alcanzar de polo a polo, o abarcar el océano con mis brazos, pediría que se me midiese por mi alma, porque la verdadera medida del hombre es su mente”.
Isaac Watts tenía razón. La mente es la medida de un hombre, y la reforma tiene que ver con las mentes. Si reformamos nuestros pensamientos, reforma- remos nuestras acciones. La reforma solo ocurre cuando el Espíritu Santo pone nuestros pensamientos en armonía con los pensamientos de Cristo. Cuando esto sucede, nuestras acciones lo siguen.

(1100)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*