Sábado 6 de diciembre
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Santiago 5:7-12; Romanos
13:11; 1 Corintios 3:13; Lucas 7:39-50; Colosenses 4:6.
PARA MEMORIZAR:
“Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones;
porque la venida del Señor se acerca” (Sant. 5:8).
EN LA ANTIGÜEDAD (COMO OCURRE TODAVÍA HOY), muchas actividades
precedían la visita de un dignatario. Se limpiaban las calles y las vitrinas de
los negocios, se plantaban flores, y aumentaba la prevención de los delitos. Se
hacía todo esfuerzo para que el lugar luciera perfecto para el visitante.
La palabra griega parousía, que se usa en el Nuevo Testamento para la “venida”
de Cristo, así como en Santiago 5:7 y 8, es una expresión técnica para
la llegada de un dignatario. Si esos preparativos precedían la visita de gobernantes
terrenales, ¿no debemos velar a fin de que nuestros corazones estén
listos para la venida del Señor?
Pero ¿cómo hacemos esa preparación cuando no sabemos “el día ni la
hora” (Mat. 24:36)? ¿Qué significa ser “paciente” y “afirmar” nuestros corazones?
¿Cómo se relaciona esto con la idea de la “lluvia temprana y la tardía” (Sant.
5:7)? Aunque el contexto parece ser el fin del tiempo, el mensaje básico es
relevante para los creyentes de cualquier época. En nuestra vida, afrontamos
pruebas y sufrimiento que nos llaman a estar firmes en la fe, como los profetas
de antaño.
http://escuelasabatica.es/

(881)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*