Lección 12 | Domingo 10 de septiembre 2017 | Andar en el Espíritu | Escuela Sabática

Domingo 10 de septiembre
ANDAR EN EL ESPÍRITU
Lee Gálatas 5:16. ¿Qué tiene que ver el concepto de “andar” con una vida de fe? Deuteronomio 13:4, 5; Romanos 13:13; Efesios 4:1, 17; Colosenses 1:10.
“Andar” es una metáfora extraída del Antiguo Testamento que se refiere a la manera en que una persona debería comportarse. Pablo, siendo judío, a menudo utiliza esta metáfora en sus cartas para describir el tipo de conducta que debería caracterizar la vida cristiana. El uso que hace de esta metáfora probablemente también esté conectado al primer nombre que se asoció con la iglesia temprana. Antes de que los seguidores de Jesús fueran llamados cristianos (Hech. 11:26), se los conocía simplemente como seguidores de “el camino” (Juan 14:6; Hech. 22:4; 24:14). Esto sugiere que, a una fecha muy temprana, el cristianismo no era meramente un conjunto de creencias teológicas que se centraban en Jesús, sino también un “camino” de vida en el que se debía “andar”.
¿De qué manera la metáfora de Pablo de “andar” en el camino es diferente de la del Antiguo Testamento? Compara Éxodo 16:4; Levítico 18:4; y Jeremías 44:23 con Gálatas 5:16 y 25; y Romanos 8:4.
La conducta, en el Antiguo Testamento, simplemente no se definía como “andar” sino más específicamente como “andar en la Ley”. Halakhá es el término legal que los judíos utilizaban para referirse a las reglas y las normas que se hallan tanto en la Ley como en las tradiciones rabínicas de sus antepasados. Mientras que halakhá generalmente se traduce como “la ley judía”, esa palabra se basa en la palabra hebrea para “andar” y literalmente significa “la manera de andar”.
Los comentarios de Pablo acerca de “andar en el Espíritu” no son contrarios a la obediencia a la Ley. Él no está proponiendo que los cristianos deban vivir de una manera que viole la Ley. Una vez más, Pablo no se opone a la Ley ni a la obediencia a ella. Se opone a la forma legalista en la que se utilizaba erróneamente la Ley. La obediencia genuina que Dios desea nunca puede alcanzarse por compulsión externa sino solamente por una motivación interna producida por el Espíritu (Gál. 5:18).
¿Cuál ha sido tu propia experiencia de “andar en el Espíritu”? ¿Cómo lo haces? ¿Qué prácticas en tu vida hacen que andar en el Espíritu sea más difícil?
Escuela Sabática | Lección 12 | Para el 16 de septiembre de 2017 | Vivir por el Espíritu | El Evangelio en Gálatas | Tercer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos

(470)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*