Viernes 20 de diciembre
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee, en Patriarcas y profetas, “El origen del mal”, pp. 11-23; y en Testimonios para la iglesia, “El carácter de Dios revelado en Cristo”, t. 5, pp. 689-697.
“Había en el mundo Uno que era un perfecto representante del Padre, Uno cuyo carácter y cuyas prácticas refutaban las falsedades de Satanás en cuanto a Dios. Satanás había acusado a Dios de los atributos que él mismo poseía. Entonces vio en Cristo a Dios revelado en su verdadero carácter: un Padre compasivo y misericordioso que no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento y tengan vida eterna” (MS 1:298).
“La misión de Cristo, tan oscuramente comprendida, tan débilmente interpretada, que lo llamó desde el Trono de Dios al misterio del altar de la cruz del Calvario, se descubrirá más y más a la mente, y se verá que en el sacrificio de Cristo se halla el manantial y el principio de toda otra misión de amor” (ELC 321).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Medita en la idea de que para cuando la gran controversia termine, toda criatura inteligente en el universo, incluyendo a Satanás y a los perdidos, reconocerá la justicia y la equidad de Dios en su trato con el pecado y la rebelión. Aunque es un concepto muy difícil de comprender para nosotros, ¿qué nos dice esto acerca del carácter de Dios? ¿Qué nos enseña acerca de la realidad de la libertad moral, y cuán sagrada y básica es la libertad para la clase de universo que Dios ha creado?
2. Hay muchos cristianos que niegan la existencia de Satanás, y lo ven meramente como una antigua superstición que creían los pueblos primitivos que procuraban explicar el mal y el sufrimiento en el mundo. Piensa acerca de cuán grande engaño es esa idea. Es difícil de imaginar qué clase de cristianismo podría negar la realidad de un poder que tan a menudo se revela en la Biblia, especialmente en el Nuevo Testamento, como un ser real. ¿Qué nos dice esto acerca de cuán poderosamente han influido sobre algunas iglesias el modernismo y el secularismo? ¿Qué podemos aprender, como adventistas del séptimo día, de los errores que vemos que otros cometen, a fin de que no caigamos en el mismo engaño? Sin un Satanás literal, ¿qué sucede con todo el tema de la gran controversia?

(1081)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*