¡Miren que vengo pronto! Dichoso el que cumple las palabras del mensaje profètico de este libro’. “Yo, Juan, soy el que vio y oyó todas estas cosas. Y cuando lo vi y oí, me postré para adorar al ángel que me había estado mostran­do todo esto. Pero él me dijo: ‘¡No, cuidado! Soy un siervo como tú, como tus hermanos los profetas y como todos los que cumplen las palabras de este libro. ¡Adora sólo a Dios!’ “También me dijo: Tío guardes en secreto las palabras del mensaje profètico de este libro, porque el tiempo de su cumplimiento está cerca. Deja que el malo siga haciendo el mal y que el vil siga envileciéndose; deja que el justo siga practicando la justicia y que el santo siga santificándose’. ” ‘¡Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho. Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin. “Dichosos los que lavan sus ropas para tener derecho al árbol de la vida y para poder entrar por las puertas de la dudad’ “. (Apoc. 22:1-4, NVI.)

(230)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*