VISITE NUESTRO SITIO WEB: espacioadventista.org – ESPACIO ADVENTISTA – TU ESPACIO ESPIRITUAL PARA CRECER

Viernes 28 de junio
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Dios bendice el trabajo de las manos de los hombres, para que ellos le devuelvan la porción que le pertenece. Les da el sol y la lluvia; hace florecer la vegetación; les da salud y capacidad para adquirir recursos. Toda bendición proviene de su mano bondadosa, y él desea que hombres y mujeres manifiesten su gratitud devolviéndole una porción en diezmos y ofrendas, ofrendas de agradecimiento, de buena voluntad y pacíficas.
Han de consagrar sus recursos al servicio de él, para que su viña no permanezca árida. Deben estudiar lo que el Señor haría si estuviese en su lugar.
Deben llevarle en oración todos los asuntos difíciles. Han de revelar un interés altruista en el fortalecimiento de su obra en todas partes del mundo” (Profetas y reyes, p. 522).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Medita en la Biblia y el matrimonio. Siendo que el matrimonio es tan sagrado, algo creado por Dios mismo, hay algunos criterios estrictos acerca de lo que bíblicamente se permite para disolverlo. Después de todo, ¿cuán sagrado, cuán importante, sería el matrimonio si se lo pudiera terminar fácilmente?
Si pudieras deshacer tu matrimonio por las razones más triviales, entonces el matrimonio mismo no tendría importancia. ¿De qué modo las reglas estrictas contra la finalización del matrimonio demuestran precisamente cuán especial es?
2. Como clase, repasen cuidadosamente Malaquías 2:17. ¿Qué tenemos para decir, como adventistas, acerca de nuestra comprensión del juicio previo al advenimiento, a los que expresan los mismos sentimientos indicados en este versículo?
3. Malaquías 4 habla acerca de la destrucción final de los perdidos. Nada queda. ¿Cómo contrasta esta enseñanza con la idea de un infierno de fuego que arde eternamente? ¿Por qué este contraste entre las dos ideas es un buen ejemplo de la forma en la que la falsa doctrina puede llevar a una falsa comprensión del carácter de Dios?
4. En su clásica obra El gran inquisidor, el gran escritor ruso Fiódor Dostoievski describió la institución de la iglesia, en su tiempo, como que tenía todas las cosas tan bien controladas que ya no necesitaba más a Cristo. ¿Estamos afrontando el mismo peligro hoy? Si es así, ¿cómo? ¿De qué manera podría este peligro ser más sutil de lo que nos damos cuenta?

(550)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*