Lección 2 | Jueves 12 de abril 2018 | La fidelidad: beneficios y consecuencias | Escuela Sabática Jóvenes

Jueves 12 de abril
La fidelidad: beneficios y consecuencias
Opinión – Daniel 6:3
Cada vez que hacemos algo por Dios, el diablo no está feliz. Él se esfuerza mucho, junto con sus agentes en la Tierra, por disuadirnos de hacer lo correcto a los ojos de Dios. Este tira y afloja entre el bien y el mal, del cual los fieles de Dios forman parte, ha existido durante largos siglos.
En Daniel 6, la fidelidad de Daniel lo lleva a una posición de honor. El rey Darío ve en Daniel una persona a la que puede confiar poder, administración y liderazgo en su reino.
Sin embargo, los demás gobernadores de la región envidian y odian a Daniel. Buscan encontrar faltas en todos los sectores a cargo de Daniel, pero no lo logran (versículo 4). Finalmente, crean un plan que establecería una diferencia entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, la vida y la muerte. “Nunca encontraremos nada de qué acusar a Daniel, a no ser algo relacionado con la ley de su Dios” (Daniel 6:5).
Así como sucedió con Daniel, sucede con nosotros hoy. Nuestro enemigo busca toda oportunidad para encontrar fallas en nosotros. Esto nos afecta tanto en un nivel personal como de la Iglesia. Él investiga nuestra moral, nuestra modestia, nuestra dieta, nuestras relaciones y mucho más, para descubrir cómo generar antagonismo en nuestra lealtad.
Además, si no encuentra nada con qué acusarnos, busca afectar nuestra lealtad a Dios.
Como seguidores de Cristo, especialmente en la Iglesia Adventista del Séptimo Día, encontramos oposición en todo frente. Sin embargo, deberíamos permanecer firmes en nuestra fe y confiar en Dios bajo toda situación que obre en contra de nuestras creencias espirituales. A veces, eso requerirá que tomemos decisiones difíciles. Cuando nuestro empleador exige que trabajemos en sábado, necesitamos la fidelidad de Daniel. Cuando instituciones educativas presentan exámenes y eventos deportivos en sábado, tenemos que hacer una elección.
En el tiempo del fin, nos encontramos en el lugar de Daniel de muchas maneras. La iglesia debería mantener su función como la institución remanente de Dios (Apocalipsis 12:17). Cuando la gente se inclina ante poderes terrenales, la Iglesia de Dios debe resaltar.
Cuando la gente adora al dragón y lo alaba (Apocalipsis 13:4), los verdaderos siervos de Dios deben tomar decisiones por su fe.

(18)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*