Lección 2 | Lunes 3 de abril 2017 | Elegidos | Escuela Sabática


Lunes 3 de abril
ELEGIDOS
Lee 1 Pedro 1:2. ¿Qué más nos dice esto acerca de aquellos a quienes Pedro había estado escribiendo? ¿Cómo los llama?
Ya sea que estuviera escribiendo específicamente a creyentes judíos o gentiles, Pedro estaba seguro de una cosa: eran “elegidos según la presciencia de Dios Padre” (1 Ped. 1:2).
Aquí, sin embargo, debemos ser cuidadosos. Esto no significa que Dios predestinó a algunas personas para que sean salvas y otras para que se pierdan, y que por suerte aquellos a quienes estaba escribiendo Pedro se hallaban casualmente entre el grupo de los elegidos por Dios para la salvación, mientras que otros fueron elegidos por Dios para que se pierdan. Eso no es lo que enseña la Biblia.
Lee 1 Timoteo 2:4; 2 Pedro 3:9; Juan 3:16; y Ezequiel 33:11. ¿Cómo nos ayudan estos versículos a entender lo que quiso decir Pedro cuando llamó “elegidos” a estas personas?
La Escritura deja en claro que era el plan de Dios que todos fueran salvos, un plan instituido en su favor aun antes de la creación de la Tierra: “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo” (Efe. 1:4). “Todos” son “elegidos” en el sentido de que el propósito original era que todos sean salvos y que nadie se pierda. Dios predestinó a toda la humanidad para la vida eterna. Esto significa que el plan de salvación es adecuado para que todos sean incluidos en la Expiación, aun cuando no todos aceptan lo que esa expiación les ofrece.
El conocimiento previo de Dios de los elegidos simplemente significa que conoce de antemano cuál será su elección libre con respecto a la salvación. Este conocimiento previo de ninguna manera fuerza su elección, así como el hecho de que una madre sepa de antemano que su hijo elegirá pastel de chocolate en vez de arvejas tampoco implica que su conocimiento previo vaya a forzar la decisión de su hijo.
¿Qué seguridad puedes obtener de la verdad esperanzadora de que Dios te ha elegido para ser salvo?
Escuela Sabática | Lección 2 | Para el 8 de abril de 2017 | Una herencia incorruptible | “Apacienta a mis ovejas”: 1 y 2 Pedro | Segundo trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(843)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*