Lección 2 | Sábado 7 de abril 2018 | Lealtad en el cautiverio | Escuela Sabática Jóvenes

“El rey habló a Daniel, y dijo: Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de
los reyes, y el que revela los misterios, pues pudiste revelar este misterio” (Daniel 2:47, RVR60).

Sábado 7 de abril
Lealtad en el cautiverio
Introducción – Lucas 16:10
Imagina la escena: Daniel, un joven lleno de energía, inteligencia, ambición y esperanza.
En la edad en que más sueños y planes tenía, el ejército babilonio lo lleva cautivo junto con los jóvenes más prometedores del país. Finalmente, se encuentran en una tierra extranjera, lejos de casa. Viven un choque cultural, ya que todo en esta tierra es diferente.
Desde la comida hasta la adoración, todo le parece desagradable a Daniel.
En un giro del destino, los funcionarios babilonios reconocen el potencial que Daniel tiene. Lo asimilan a su estructura de gobierno, y su primera asignación es en el palacio del rey. No obstante, por oponerse a la hechicería y la vida pagana de Babilonia, Daniel decide permanecer fiel a Dios, el Dueño del universo y de todo lo que hay en él. Por medio de su fidelidad, Dios lo bendice y llega a la posición de primer ministro en un país extranjero.
Los colegas de Daniel están enojados por sus logros políticos y su fidelidad a Dios, en vista de su procedencia extranjera. Conspiran para hacerlo abandonar su fe, torcer sus valores y lograr que adopte la religión babilónica. Pero Daniel decide aferrarse a su fe. Esto lleva a que su propia vida corra peligro. Finalmente, la fidelidad a Dios prevalece cuando los reyes paganos llegan a reconocer al verdadero Dios de Israel, quien es capaz de librar a sus siervos fieles de las peores circunstancias.
La fidelidad a Dios, como se presenta en la vida de Daniel, es un requisito para los cristianos de todas las edades, hasta nuestros días. La vida de Daniel en Babilonia ilustra lo que puede suceder cuando un cristiano mantiene su fidelidad a Dios. Aunque la vida de Daniel estuvo en peligro muchas veces, fue usado para revelar al verdadero Dios a un reino que no lo conocía. Con el tiempo, su fidelidad llevó a reyes paganos a reconocer al Dios de Israel.
La historia de Daniel y sus amigos nos brinda una lección importante: la fidelidad es una virtud clave en la vida de un cristiano. Daniel fue consecuente con su fe, y mantuvo su fidelidad hasta sus últimos días. La Tierra está llegando al final de su historia, y los cristianos deberíamos reconocer que somos llamados a sostener nuestros principios y mantener la fidelidad en cada situación. Esta es la base de nuestro estudio esta semana.

(92)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*