Lección 2 | Una herencia incorruptible | Escuela Sabática Universitaria

“Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro” (1 Ped. 1:22).

(468)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*