Sábado 11 de abril
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Lucas 4:16-30; 6:5; Efesios 1:3-5; Lucas 9:18-27; 2 Pedro 1:16-18.
PARA MEMORIZAR: “Él les dijo: ¿Y vosotros, quién decís que soy? Entonces respondiendo Pedro, dijo: “El Cristo de Dios” (Luc. 9:20).
¿QUIÉN ES JESUCRISTO?
La pregunta no es un artilugio filosófico ni sociológico. Llega al centro de quiénes son los seres humanos y, aún más importante, qué les ofrece la eternidad.
La gente puede admirar las obras de Jesús, honrar su palabra, exaltar su paciencia, abogar por su no violencia, aclamar su firmeza, alabar su abnegación y quedarse sin habla por el cruel final de su vida. Muchos incluso están listos para aceptar a Jesús como un hombre bueno que trató de poner orden en las cosas, infundir equidad donde había injusticias, ofrecer sanidad donde había enfermedad y traer consuelo donde había solo miseria.
Sí, Jesús bien pudo ganarse el título del mejor maestro, un revolucionario, un líder por excelencia y un psicólogo que puede penetrar en las profundidades del alma de la persona. Él fue todo eso, y mucho más.
Sin embargo, ninguna de estas cosas llega cerca de responder la pregunta de máxima importancia que Jesús mismo planteó: “¿Y vosotros, quién decís que soy?” (Luc. 9:20).
Es una pregunta que demanda una respuesta, y de la cual depende el destino de la humanidad.
http://escuelasabatica.es/

(694)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*