Sábado 11 de octubre
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Santiago 1:12-21; Salmo 119:11; Génesis 3:1-6; Tito 3:5-7; Romanos 13:12; Efesios 4:22.
PARA MEMORIZAR:
“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman” (Sant. 1:12).
TODOS LO HEMOS EXPERIMENTADO. Resolvemos no ceder a la tentación.Pero, en el calor de la batalla, esa resolución se derrite y –para vergüenza y desprecio propio– caemos en pecado. A veces, cuanto más nos concentramos en no pecar, más impotentes nos sentimos, y más desesperada parece nuestra condición. Nos preguntamos si realmente somos salvos. Todo cristiano se ha preguntado acerca de su propia salvación, especialmente justo después de haber caído en pecado.
Afortunadamente, podemos tener la victoria sobre las tentaciones que tan fácilmente nos entrampan. Todos, no importa cuán envueltos estemos en el pecado, tenemos esperanza, pues nuestro “Padre de las luces” (Sant. 1:17) es mayor que nuestra inclinación al mal, y solo en él y por su palabra podemos tener la victoria.
Ese es el mensaje que estudiaremos esta semana. Claro, las tentaciones y el pecado son reales, y la batalla contra el yo es muy real. Pero Dios también es real, y por medio de él podemos más que vencer las tentaciones que desean destruirnos.
www.escuelasabatica.es

(856)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comment