Cada persona debe elegir su camino en la vida. Este camino puede conducir a la vida eterna o a la muerte eterna. La Ley de Dios juega un papel importante a la hora de decidir cuál será el final del camino.
3. «Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, y no dejes la enseñanza de tu madre; átalos siempre en tu corazón, enlázalos a tu cuello» (Proverbios 6:20-21) «Lígalos a tus dedos; escríbelos en la tabla de tu corazón» (Proverbios 7:3) • La Ley debe estar dentro de nosotros; ha de dominar nuestros sentimientos, nuestros pensamientos, nuestras motivaciones. ÁTALOS en tu corazón • La Ley debe ser como una posesión preciosa para nosotros; por esta razón, debemos mostrar externamente que la amamos y respetamos. ENLÁZALOS a tu cuello • La Ley debe dominar nuestras acciones; todos nuestros actos han de estar en armonía con ella. LÍGALOS a tus dedos • La Ley debe estar escrita en nuestros corazones (Jeremías 31:33), para que podamos recordarla y meditar en ella cada día. ESCRÍBELOS en la tabla de tu corazón

(840)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*