Alguna vez tuviste hambre? ¿No pudiste desayunar esta mañana? ¿Cómo te sientes cuan­do tienes hambre? ¿Hay algo que puedas hacer que te haga olvidar que tienes hambre? ¿Alguna vez te olvidaste de que tenías hambre porque estabas muy entristecido con lo que estabas haciendo? Nuestra historia trata acerca de más de cinco mil personas hambrientas. Jesús realizó uno de sus milagros más grandiosos con el almuerzo de un niñito. Nada fue de poca importancia el día en que Jesús alimentó a más de cinco mil personas. Una muchedumbre inmensa se había reunido para escuchar hablar a Jesús y observar cómo curaba a los enfermos. Jesús predicó durante varias horas, compartiendo el amor de Dios con la gente. La mañana se convirtió en mediodía… que pronto se hizo la tarde. Jesús todavía estaba hablando, y los estómagos vacíos de muchos estaban haciendo ruido.

(483)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*