Imagina que mientras buscas en el mar ves un viejo barco pirata con todos sus tesoros abordo, pero que nadie, fuera de ti, conoce su ubicación. ¿Qué harías? ¿Qué estarías dispuesto a dar para conseguirese tesoros inprecio? En nuestra lección de hoy Jesús habla acerca de un tesoro semejante. (Textos claves y referencias: Mateo 13:44- 46; Palabras de vida del gran Maestro, pp. 75-92).

(504)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*