Lunes 28 de abril
LA SEÑAL PARA SIEMPRE
“La observancia del sábado entraña grandes bendiciones, y Dios desea que el sábado sea para nosotros un día de gozo. La institución del sábado se estableció con gozo. Dios contempló con satisfacción la obra de sus manos […].
“Cuando el Señor liberó a su pueblo Israel de Egipto y le confió su ley, le enseñó que por la observancia del sábado debía distinguirse de los idólatras.
Así se crearía una distinción entre los que reconocían la soberanía de Dios y los que se negaban a aceptarlo como su Creador y Rey. ‘Señales para siempre entre mí y los hijos de Israel’, dijo el Señor. ‘Guardarán, pues, el sábado los hijos de Israel: celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo’ (Éxo. 31:17, 16).
“Así como el sábado fue la señal que distinguía a Israel cuando salió de Egipto para entrar en la Canaán terrenal, así también es la señal que ahora distingue al pueblo de Dios cuando sale del mundo para entrar en el reposo celestial. El sábado es una señal de la relación que existe entre Dios y su pueblo, una señal de que éste honra la ley de su Creador” (77 6: 3S1).
“Durante toda la semana, debemos recordar el sábado y hacer preparativos para guardarlo según el mandamiento. No solo debemos observar el sábado en forma legal. Debemos comprender su importancia espiritual sobre todas las acciones de nuestra vida. Todos los que consideren el sábado como una señal entre ellos y Dios y demuestren que Dios es quien los santifica, representarán los principios de su gobierno. Pondrán diariamente en práctica las leyes de su reino. Diariamente rogarán que la santificación del sábado descanse sobre ellos. Cada día tendrán el compañerismo de Cristo y ejemplificarán la perfección de su carácter.
Cada día su luz brillará para los demás en sus buenas obras” (Ibid., p. 355).
BIBLIA EN MANO
¿Qué se nos dice acerca de la observancia del sábado entre los cristianos primitivos? ¿Qué dice esto acerca de aquellos que pretenden que el sábado fue cambiado al domingo en homenaje a la resurrección? Hechos 13:14, 42,44; 16:13; 17:2; 18:4; Hebreos 4:9.
http://escuelasabatica.es/

(293)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*