Lección 5 | Miércoles 27 de julio 2016 | El trabajo del agricultor | Escuela Sabática


Miércoles 27 de julio
EL TRABAJO DEL AGRICULTOR
Lee Juan 4:35 al 38. ¿Cuáles pasos dice Jesús que son necesarios para alcanzar a las almas?
La tarea de un agricultor es multifacética. Algunas tareas agrícolas deben hacerse antes de que la cosecha pueda ser abundante (Mat. 9:35-38). No solo se necesitan segadores en el campo de cultivo de Dios. ¿Puedes imaginarte a un agricultor en tiempo de cosecha que les diga a sus peones: “Estamos en tiempo de cosecha, así que tenemos que comenzar a sembrar las semillas”? La cosecha se realiza después de haber estado cultivando durante un buen tiempo antes.
La agricultura incluye la preparación del suelo, pues no todo suelo es bueno al principio. (Lee Mat. 13:3-9.) ¿Qué puede hacer tu iglesia en tu comunidad para ablandar “el suelo duro”, y quitar las “piedras” y las “espinas”?
No siempre los peones de campo que realizan las duras tareas agrícolas de sembrado y cultivo son los mismos que, luego, recogen la cosecha, el beneficio del trabajo de otros. Algunas veces, las estrategias evangelizadoras han enfatizado más la cosecha que el cultivo preparatorio. Pero no debe ser así. El suelo tiene que prepararse antes de que el evangelista comience a predicar para realizar una cosecha.
Debemos mirar el trabajo en el campo de cultivo como un proceso: analizar el suelo y prepararlo, plantar las semillas y fertilizar la tierra; regar los cultivos y luchar contra las plagas; esperar; cosechar y conservar el producto.
Realizar la siega es solo una parte del proceso. En la iglesia, el proceso del “cultivo” debe incluir actividades de análisis y preparación: encuestas sobre necesidades de la comunidad, estudios demográficos, entrevistas a líderes de la comunidad y, luego, atender necesidades que fueron reveladas al hacer la evaluación. También debemos realizar actividades de siembra, como seminarios, estudios bíblicos y Grupos pequeños. Y es importante orar por la lluvia del Espíritu Santo. Pocas personas se ganan para Cristo con solo una serie de predicaciones. Necesitamos alimentarlas con múltiples exposiciones al mensaje, a fin de que estén listas para la cosecha. Si dependemos solo de eventos esporádicos, las plantas nuevas no sobrevivirán hasta la siega.
¿Qué papel deberías desempeñar en este proceso de ganar almas, a diferencia del que ahora tienes? Escuela Sabática | Lección 5: Para el 30 de julio de 2016 | Jesús llega a la comunidad

(989)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*