Doblemente bendecido Referencias: 1 Reyes 4:£-37; £:l-6; Profetas y reyes, pp. 177. Conversando con su esposo acerca de las visitas del profeta: -Pienso que deberíamos tener un lugar para hospedar a Eliseo -dijo ella-. ¿Qué te parece? Entonces, decidieron añadir una pieza a su casa. La añadieron encima del techo; y tenía una cama, una mesa, una silla y una lámpara. Eliseo estaba muy agradecido.

(664)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*