primarios-Abuelita, ¿puedo jugar con los autos viejos del tío Tito, los que él hizo cuando
era niño? -preguntó Timoteo.
La abuelita respondió:
-Son demasiado viejos y se desarmarán.
Timoteo continuó suplicando, y finalmente la abuelita accedió a que Timoteo sostuviera la caja y mirara los autos. Pronto Timoteo estaba empujando
un auto en el piso. El auto se desarmó.
-iOh, nol -gimió Timoteo- ¡El tío Tito no me va a querer más! ¡No me va a llamar más su muchachito!

DESCARGAR PDF DE LA LECCIÓN

(800)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*