Lección 5 | Sábado 24 de octubre 2015 | Para memorizar | Escuela Sabática
Sábado 24 de octubre
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Jeremías 23:14, 15; Jeremías 20; Hechos 2:37; Job 3; Jeremías 18:1-10, 18-23.
PARA MEMORIZAR:
“Me sedujiste, oh Jehová, y fui seducido; más fuerte fuiste que yo, y me venciste; cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí” (Jer. 20:7).
UNA COSA QUE TODO SEGUIDOR de Dios algún día aprenderá es que el ser un creyente en Jesús y buscar hacer su voluntad no nos garantiza un pasaje fácil por la vida. Después de todo, se nos ha dicho que “todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Tim. 3:12). Esta es una verdad que ciertamente Jeremías estaba aprendido personalmente.
Sin embargo, nuestra fe puede darnos una comprensión más amplia sobre la cual podemos afirmarnos en medio de nuestras luchas. Es decir, cuando nos llegan sufrimientos y pruebas injustas (y muchas de ellas son injustas), no necesitamos sentirnos solos, sin importancia ni propósito, como a menudo se sienten las personas que no conocen a Dios. Sabemos del cuadro más amplio y la esperanza final que Dios nos ofrece, no importa cuán terrible parezca el presente; de este conocimiento –y esperanza− podemos obtener fuerzas. Jeremías conocía este contexto, aunque a veces parecía olvidarlo y concentrarse, en su lugar, solamente en sus males.
http://escuelasabatica.es/

(711)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*