Viernes 2 de mayo
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Desde el origen de la gran controversia en el cielo, el propósito de Satanás ha consistido en destruir la Ley de Dios. Para realizarlo, se rebeló contra el Creador y, aunque expulsado del cielo, continuó la misma lucha en la Tierra. Engañar a los hombres para inducirlos luego a transgredir la Ley de Dios, tal fue el objeto que persiguió sin cejar. Sea esto conseguido haciendo a un lado toda la Ley o descuidando uno de sus preceptos, el resultado será finalmente el mismo. El que peca ‘en un solo punto’ manifiesta menosprecio por toda la Ley; su influencia y su ejemplo están del lado de la transgresión; y viene a ser ‘culpado de todos’ los puntos de la Ley (Sant. 2:10)” (CS 639).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Considera la declaración que está en esta sección, una cita más completa de la referencia usada en la introducción para el trimestre. ¿De qué forma el sábado y lo que le sucedió a ese día en el cristianismo nos ayudan a comprender los ataques de Satanás a la Ley de Dios?
2. En los siguientes textos: Marcos 3:2; Lucas 13:14; Juan 5:18; y 9:16, se acusa a Jesús de quebrantar el sábado. Repasa Éxodo 20:8 al 11, y evalúa el mérito de esta acusación. ¿Qué dices a los que sostienen que estos pasajes proporcionan evidencias de que Jesús quebrantó el sábado?
3. En la clase, repasen las respuestas que dieron a la pregunta final de la sección del martes. Es decir, ¿cuáles son algunas cosas que el sábado te permite hacer que en otros días de la semana quizá no puedes hacer por causa de tus obligaciones seculares?
4. Repasa tu propia experiencia con el sábado. ¿Es para ti un día de liberación, descanso y libertad o un día de estrés, esclavitud o malos presentimientos? ¿De qué manera puedes aprender a gozar del sábado, a volverlo delicioso, como se nos dice que debemos hacerlo en este versículo: “Si retrajeres del día de reposo [sábado] tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras” (Isa. 58:13)?

(702)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*