Lección 5 | Viernes 28 de octubre 2016 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática


Viernes 28 de octubre
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “En una era sin precedentes, iluminada por la ciencia y la razón, las ‘buenas nuevas’ del cristianismo han llegado a ser una estructura metafísica menos y menos convincente, un fundamento menos seguro sobre el cual edificar la vida de uno, y menos necesaria psicológicamente. La absoluta improbabilidad de todos los eventos estaba llegando a ser dolorosamente obvia: que un Dios infinito y eterno, de repente, se haya convertido en un ser humano particular, en un momento y lugar específicos, solo para ser ejecutado ignominiosamente. Que una breve vida ocurrida hace dos milenios, en una oscura nación, sobre un planeta que ahora se sabe que es un trozo insignificante de materia que gira alrededor de una estrella entre miles de millones en un universo inconcebiblemente vasto e impersonal, que tal evento tuviera un sentido cósmico o eterno abrumador, ya no podía ser una creencia compulsiva para un hombre razonable. No era muy plausible que el universo como un todo tuviera algún interés especial en esta diminuta parte de su inmensidad, si es que tiene algún ‘interés’. Bajo las luces de la demanda moderna de corroboración pública, empírica y científica de todas las declaraciones de creencia, la esencia del cristianismo se marchitó”.–Richard Tarnas, Passion of the Western Mind, p. 305. ¿Cuál es el problema con este pensamiento? ¿Qué se le escapa al autor? ¿Qué nos enseña esta cita sobre los límites de lo que “la ciencia y la razón” pueden saber de la realidad de Dios y de su amor por nosotros? ¿Qué nos muestra acerca de la necesidad de la verdad revelada, que la “ciencia y la razón” humanas no pueden alcanzar por sí mismas?
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Como cristiano, ¿de qué manera responderías a la pregunta “¿Qué es el hombre?” ¿En qué aspectos tu respuesta sería diferente de la de aquellos que no creen en Dios?
2. “Cuán ciertamente los muertos están más allá de la muerte”, escribió Cormac McCarthy. “La muerte es lo que llevan consigo los vivos”. ¿Por qué nuestra comprensión de lo que sucede después de la muerte nos consuela con respecto a nuestros amados muertos? ¿No obtenemos algún consuelo, sabiendo que están en paz y descansan libres de las penurias de la vida?
3. ¿Por qué crees que, aun en las situaciones más miserables, la mayor parte de la gente se aferra a la vida, no importa cuán mala parezca ser?
4. Analiza lo que nos enseña la Cruz acerca del valor de la humanidad, aun de una sola vida.
Escuela Sabática | Lección 5 | Para el 29 de octubre de 2016 | Maldito el día | El libro de Job | Cuarto trimestre 2016 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(533)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*