Jueves 6 de noviembre
LA FE DE RAHAB
“Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?” (Sant. 2:25). Lee Josué 2:1 al 21. ¿Cómo entendemos este ejemplo, otra vez en el contexto de la salvación solo por la fe?
De acuerdo con Hebreos 11:31, los habitantes de Jericó no creían. La mayoría de las traducciones modernas los describen como “desobedientes”. Los habitantes de Jericó sabían de las notables victorias de Israel sobre los madianitas y los amorreos, de modo que sabían del poder del Dios de Israel. El juicio de Dios sobre Israel en Baal-peor le enseñó al pueblo de Jericó acerca de la santidad de Dios, y su aborrecimiento de la idolatría y la inmoralidad: “Los habitantes de Jericó conocían todos estos acontecimientos, y eran muchos lo que, aunque se negaban a obedecerla, participaban de la convicción de Rahab” (PP 525).
Rahab no se salvó por causa de su deshonestidad sino a pesar de ella. Ella creía en el verdadero Dios, y actuó sobre la base de esa fe al proteger a los espías que Josué había enviado. También había condiciones: ella obedeció la indicación de los mensajeros de colgar la cuerda escarlata en su ventana, que recordaba la sangre asperjada alrededor de las puertas de los hogares israelitas en ocasión de la liberación de la Pascua (ver Éxo. 12:21-24). Aunque lejos de ser perfecta, la vida de Rahab es un modelo de fe que muestra la realidad del perdón y la gracia de Dios para todos los que están dispuestos a avanzar por fe y a confiar en Dios para los resultados.
Lee Santiago 2:26. ¿Cómo resume este texto la relación entre la fe y las obras?
Así como el cuerpo es solo un cadáver sin el aliento de vida, así la fe sin obras es muerta. Además, sin fe verdadera, cualquier “obediencia” que podríamos tratar de ofrecer sería solo “obras muertas” (Heb. 6:1; 9:14), que no tienen significado a la vista de Dios.
¿Una ramera salvada por fe? Si ese fuera el único ejemplo de salvación por fe que tuviéramos, ¿qué falsa conclusión podríamos obtener de él? No obstante, ¿qué esperanza puedes obtener de la historia de ella para ti mismo?
http://escuelasabatica.es/

(674)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*