Lección 6 | Martes 7 de febrero 2017 | El agente de Santificación | Escuela Sabática


Martes 7 de febrero
EL AGENTE DE SANTIFICACIÓN
¿Qué nos dicen 1 Corintios 6:11; Tito 3:5; y Hebreos 13:12 acerca de la santificación?
Nuestra santificación se logra por fe (Heb. 11:6) y gracias al poder del Espíritu Santo (2 Tes. 2:13; 1 Ped. 1:2). El apóstol Pablo escribe: “Mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios” (1 Cor. 6:11). Jesús produce en nosotros un crecimiento de toda la vida en santidad, produciendo el fruto del Espíritu en nosotros (2 Cor. 3:18).
Lee Gálatas 5:16 y 17. ¿Qué nos enseña Pablo en estos versículos?
Hay una batalla que se libra en todo creyente. La tensión que todos enfrentamos se produce por el hecho de que el pecado mora en nosotros (Rom. 7:20). El apóstol Pablo sabía de esta batalla cuando declaró, hacia el final de su vida: “Yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:13, 14).
¿Cuál es la lucha de fe que debemos librar contra el pecado? Heb. 12:1, 2.
La batalla que somos llamados a pelear es fijar “los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe” (Heb. 12:2). Demasiado a menudo nuestra religión se centra en nosotros mismos. Nos enfocamos demasiado en nuestras victorias y en nuestras derrotas en vez de en Dios, el único que puede darnos victoria sobre el pecado. Cuando el Espíritu Santo nos ayude a ver a Jesús, no tendremos deseo alguno por el pecado y todo lo que tan fácilmente nos enreda es puesto a un lado (Heb. 12:1). Pero, cuando nos enfocamos en nuestros pecados y defectos, nos miramos a nosotros mismos en vez de a Jesús. Esto nos lleva a una derrota fácil porque, al mirar nuestros fracasos, podemos desanimarnos con mucha facilidad. Sin embargo, al contemplar a Jesús, encontraremos fortaleza para vivir victoriosamente.
Si alguien te preguntara: “¿Cómo puedo obtener la victoria sobre el pecado que se promete en la Biblia?”, ¿qué responderías, y por qué? Lleva tu respuesta a la clase el sábado.
Escuela Sabática | Lección 6 | Para el 11 de febrero 2017 | El Espíritu Santo y una Vida Santa | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(879)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*