Lección 6 | Sábado 3 de noviembre 2018 | La Teja 92 | Escuela Sabática Joven

SÁBADO 3 NOVIEMBRE
LA TEJA 92
Introducción: Efe. 2:19,20
La casita del patio de juegos estaba recién construida. De repente, se abrieron las puertas de la escuela de un golpe y los niños de primer grado llegaron corriendo hacia la casita recién terminada. Se treparon al techo, ensuciaron las ventanas y golpearon la puerta. Exploraron cada rincón. La puerta y la ventana estaban abrumadas por la atención que estaba recibiendo la casita, pero se sentían amadas. No querían que los niños se fueran. Sin embargo, no todos disfrutaron de la experiencia.
A la teja 92.no le gustaban los niños. No le gustaba el recreo. No le gustaba su trabajo. No lo veía como una obra de amor sino, más bien, como una molestia. Deseaba poder irse, y pronto llegó su oportunidad.
Una fuerte tormenta pasó por el patio de juegos. Cada parte de la casita se aferró con fuerza de las otras partes que estaban cerca, para no salir volando. En realidad, todas… menos la teja 92. Ella no quería que la sostuvieran. Quería irse del patio de juegos y hacer su propia vida. Sus amigos le dieron palabras de ánimo y trataron de convencerla de que se aferrara, pero ella no escuchó. Se soltó. Y pronto una ráfaga de viento la arrebató del grupo y la dejó caer muy lejos, en un charco de agua.
Al día siguiente, el patio de juegos era un desastre; había hojas y ramas por todos lados. La casita estaba intacta, excepto por el hueco visible que había dejado la teja 92. Las partes estaban tristes, ya que nadie podía llenar ese hueco como ella lo había hecho.
Durante el recreo, los niños corrieron a la casita y jugaron dentro de sus paredes acogedoras. La teja 92, aunque estaba en un charco, estaba mucho más feliz mirando desde lejos… Hasta que llegó el día en que, sin la protección de los demás, anduvo a la deriva en una corriente de agua de lluvia y cayó en una alcantarilla. Poco después entendió que, cuando trabajas con tus amigos, tu familia y tu comunidad, puedes hacer una tarea mucho mayor y mejor que cuando trabajas solo.
Efesios 2:19 y 20 dice que Cristo es nuestra piedra angular y juntos somos su casa. Como familia de la iglesia, tenemos un papel importante que realizar: aferrarnos con fuerza unos a otros, mientras alcanzamos a quienes sienten deseos de alejarse. Al continuar uniendo nuestra iglesia, recordemos seguir construyendo sobre el fundamento, sumando más personas a la familia de Dios y sin perder a nadie en el camino.
Lisa Poirier, Silver Spring, Maryland, EE. UU.
=============================
ESCUELA SABÁTICA JÓVENES – LECCIÓN 6 – AUDIOS FOLLETO JOVEN
Esta semana estudiaremos la lección 6 – Imágenes de la unidad
Para el 10 de noviembre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Cuarto trimestre 2018
UNIDAD EN CRISTO
Narración: Adan Vicente

(0)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*