Lección 7 | Martes 11 de agosto 2015 | La misión a los judíos | Escuela Sabática

Martes 11 de agosto

LA MISIÓN A LOS JUDÍOS

“No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mat. 15:24).

Entre su primera aparición pública y su crucifixión, Jesús concentró su ministerio casi exclusivamente entre los judíos, especialmente en Galilea. El Señor se dirigió primero a Israel. Antes de la Cruz, hay muy pocos mensajes de buenas nuevas a los gentiles. Aparentemente, Jesús quería despertar al pueblo judío a su lugar, propósito y función en la misión general de Dios en favor de la humanidad perdida. Israel había de tener la oportunidad de ser testigo del mensaje de Dios al mundo.

Lee Mateo 10:5 y 6. ¿Por qué diría Jesús esto? ¿De qué forma hemos de entender estas palabras en el contexto del panorama universal de lo que Cristo vino a hacer y de las misiones, como un todo? Contrasta este texto con Mateo 28:19.

Cuando consideramos la vida y el ministerio de Jesús, debemos observar una clara distinción entre su pensamiento, sus ideales y sus planes por un lado, y la forma en que realizó esos propósitos, por el otro. En su vida y su ministerio diarios, se identificó con la cultura judía, así como predijo el Antiguo Testamento que haría el Mesías. Pero, el impacto de su encarnación era aplicable en forma universal. Mediante su muerte y su resurrección, él llevaría los pecados del mundo (Juan 1:29).

Notamos aquí un principio bíblico importante para establecer la misión. El primer paso está dirigido a crear un centro, a fin de establecer una base geográfica y cultural fuerte y estable: Israel y el pueblo judío. Cuando eso se hubiera logrado, la misión debía luego extenderse hacia afuera, en círculos cada vez más amplios.

Piensa en tu iglesia local. ¿Cómo sigue el modelo expresado más arriba, es decir, una base fuerte y estable que finalmente sea capaz de extenderse hacia otros? ¿De qué modo puede tu iglesia evitar el peligro, que muchas afrontan, de centrarse en sí misma, preocupándose por sus propias necesidades, y descuidando la testificación y la misión?

(397)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*