El profeta Elíseo los vendría a visitar. Sabían que el edificio donde estaban era muy pequeño. Hablaron del asunto con Elí­ seo. Él estuvo de acuerdo, y decidieron construir un edificio más grande. Así que, eligieron un día especial para ir a la ribera del río Jordán; allí cortarían troncos para construir la nueva escue­ la. Eliseo aceptó ir con ellos. Un muchacho pidió prestada un hacha; él también quería ayudar a construir la nueva escuela. Muy contento, se reunió con el grupo que estaba trabajando en el río ese día. Algunos hachaban árboles. Otros cortaban la madera con forma de tablas. El profeta Eliseo trabajó junto con ellos. Mientras lo hacía, les hablaba acerca del cuida­ do y el amor de Dios. De repente, al alzar el hacha con fuerza, todo cambió. El mucha­ cho que había pedido presta­ da el hacha la levantó y la miró.

Primarios-Tercer-trimestre-2014

(1248)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*