Viernes 14 de febrero
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Junto al pozo de Jacob”, “Calla, enmudece” y “Entre trampas”, El Deseado de todas las gentes, pp. 155-166; 300-309; 419-427. Lee también “Ayuda para los tentados”, “La obra en pro de los intemperantes” y “Ayuda a los sin trabajo ni hogar”, El ministerio de curación, pp. 121-126; 127-137; 138-152.
“La única clase de gente a la que él nunca quiso favorecer fue la de los engreídos en su amor propio y que menospreciaban a los demás. […]
“Hay que inducir a los caídos a que sientan que no es demasiado tarde para ser hombres. Cristo honró al hombre con su confianza, y así le confirió honor. Aun a quienes habían caído más bajo los trataba con respeto. Era un dolor continuo para Cristo arrostrar la enemistad, la depravación y la impureza; pero nunca dijo nada que denotase que su sensibilidad había sido herida u ofendido su gusto refinado. Cualesquiera que fueran los hábitos malignos, los fuertes prejuicios o las pasiones despóticas de los seres humanos, siempre les hacía frente con ternura compasiva. Al participar de su Espíritu, consideraremos a todos los hombres como hermanos, con las mismas tentaciones y pruebas que nosotros, que caen a menudo y se esfuerzan por levantarse, que luchan con desalientos y dificultades, y que anhelan simpatía y ayuda. Entonces los trataremos de tal manera que no los desalentaremos ni los rechazaremos, sino que despertaremos esperanza en sus corazones” (MC 122, 123).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. ¿Qué actitudes personales necesitarías cambiar a fin de llegar a ser un testigo efectivo para los desechados sociales? ¿Qué prácticas congregacionales deberían ser alteradas para que tu iglesia sea más efectiva? ¿De qué modo deberían establecer los cristianos modernos expectativas razonables cuando trabajan por aquellos que son considerados casos muy duros y difíciles?
2. ¿Cómo evitó Jesús excusar los pecados o condenar a los pecadores? ¿De que maneras usó Cristo la confianza, el estímulo y la fe para revertir la espiral hacia abajo en la que están los desechados sociales? Siendo que estos generalmente sospechaban de los líderes religiosos, ¿qué hizo Cristo para que esos discípulos potenciales estuvieran cómodos con él?
3. ¿Qué barreras hay entre los desechados sociales y tu iglesia? ¿De qué forma pueden derribarse?

(702)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*