Lección 8 | Fe Real | La iglesia, una familia | Escuela Sabática Menores


Lección 8 | Fe Real | La iglesia, una familia | Escuela Sabática Menores fromjespadill

descargar-examen-de-ingles-nivel-basico-elementalMI OPINIÓN » Imaginemos que nuestra iglesia está atravesando por una situación similar a la de la iglesia de Heather. El año pasado el nuevo director de música tapó el órgano de la iglesia y trajo una batería, guitarras eléctricas y organizó una banda musical de adoración. Ahora, en todos los cultos se aplaude y se entonan cánticos a todo volumen. UN BUEN CUERPO (Esta es una ilustración y nada más. ¿Qué relación podría tener con las citas bíblicas de la siguiente página?). La minifalda de Heather dividió a la iglesia. Bueno, digamos que tuvo algo que ver en el asunto. Una mañana de sábado, Heather fue a la iglesia con una falda un poco corta. En realidad, la falda era bastante corta, al punto que no dejaba mucho librado a la imaginación. La mamá de Heather se había ido de viaje, por lo que no había tenido tiempo de «supervisar» el armario de su hija. Cuando Heather entró a la iglesia, el anciano Jones no pudo dejar de verla, y luego le comentó a la hermana Smith: —Esta muchacha no parece que perteneciera a la iglesia, ¡tiene un aspecto de callejera! La hermana Smith se acercó a Heather y le dijo: —Heather, cariño, me parece que esa falda es un poco inapropiada para la iglesia. Heather se sintió humillada y furiosa. Entonces bajó las escaleras hasta la Escuela Sabática de adolescentes para contar allí lo que la hermana Smith le había dicho. El pastor Bob, el pastor de jóvenes, le dijo: — ¡Qué tristeza! ¡Esa mujer no debería juzgar así a los demás! El chisme corrió rápidamente, y la hermana Smith se quejó ante el pastor de la iglesia cuando se enteró de lo que había dicho el pastor Bob de ella. Cuando la mamá de Heather llegó de viaje llamó a la hermana Smith para reclamarle. El pastor Bob perdió la compostura en una reunión de la junta ante el pastor de la iglesia y dijo que no pensaba seguir trabajando en una iglesia donde se tenía tan poca consideración por los jóvenes. Fue así como la iglesia comenzó a dividirse en dos grupos. Al poco tiempo ya nadie se acordaba de Heather y de su minifalda, pues habían salido a relucir muchos otros asuntos. Quienes disfrutaban de los servicios de adoración más contemporáneos se confabularon en contra de los que se inclinaban por los himnos tradicionales. Los que querían que se instalara una nueva alfombra se enemistaron con los que opinaban que era más práctico contar con otro tipo de piso.

(174)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*