Miércoles 20 de noviembre
EL GRAN SUMO SACERDOTE
¿Qué revelan los siguientes textos acerca del ministerio de Cristo como Sumo Sacerdote? Heb. 2:17, 18; 3:6; 4:14, 15; 7:24-28; 8:1-3.
Jesús es el “gran sumo sacerdote” (Heb. 4:14). Él es superior a todos los sumos sacerdotes y gobernantes de la Tierra. La Biblia asigna varias cualidades a Jesús como el gran Sumo Sacerdote:
Misericordioso y fiel. Las dos características de misericordia y fidelidad (Heb. 2:17) son apropiadas para el rol de Cristo como mediador, porque él otorga sus dones a nosotros (“misericordioso”), y es leal con su Padre y con nosotros (“fiel”).
Con nosotros. Jesús puede simpatizar con nosotros (Heb. 2:18; 5:2, 7). Puesto que él vivió como un humano, podemos confiar en que es un Ayudador compasivo y perfecto. No obstante, él no está en la misma situación que nosotros, porque él es “sin pecado” (Heb. 4:15).
Sobre nosotros. Jesús, como Sumo Sacerdote, no está en la comunidad de los creyentes, como estaba Moisés; él está sobre nosotros, como un hijo preside sobre la casa de su padre (Heb. 3:6). Cristo goza de plena autoridad entre los santos.
Según nuestra semejanza. El origen divino de Jesús no le dio ningún derecho exclusivo. Fue tentado como nosotros (Heb. 4:15). Las tentaciones en el desierto de Judea muestran que él fue tentado en las dimensiones física, mental y espiritual (Mat. 4:1-11).
Por nosotros. Cristo aparece en el Santuario celestial en la presencia de Dios “por nosotros” (Heb. 9:24), e intercede por nosotros (Heb. 7:25). Gracias a Dios que tenemos un Representante divino que se presenta en el Juicio en nuestro lugar.
Jesús está en el cielo “por nosotros”. ¿Qué significa esto? ¿Cómo puedes obtener seguridad y certeza de esta maravillosa verdad?

(741)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*