Sábado 17 de agosto
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 17:3; 1 Juan 2:3-6; Mateo 23:27, 28; 2 Tesalonicenses 2:9-12; 1 Corintios 12:4-7.
PARA MEMORIZAR:
“Mira, oh Jehová, que amo tus mandamientos; vivifícame conforme a tu misericordia. La suma de tu palabra es verdad, y eterno es todo juicio de tu justicia” (Sal. 119:159, 160).
TEMPRANO EN MI MINISTERIO estudié con una familia que vivía en una zona rural. Un día, un hombre de gran porte entró en la habitación fumando un cigarro. Entonces, declaró que Dios lo había sanado de un cáncer al pulmón.
He reflexionado sobre este incidente a menudo. Este hombre creía sinceramente que el Espíritu Santo lo había sanado milagrosamente. Sin embargo, esa creencia de estar sano, ¿era verdadera? Las señales y las maravillas ¿son siempre evidencia de la obra del Espíritu Santo? ¿Podemos basar nuestra fe solo en señales y milagros? ¿Qué lugar pueden tener las señales y los milagros en un falso reavivamiento?
En el contexto del reavivamiento, preguntémonos: ¿Es posible que el diablo pueda crear una falsa excitación religiosa y dar la impresión de que ha ocurrido un reavivamiento genuino?
Esta semana estudiaremos los indicadores espirituales de un reavivamiento genuino, y los contrastaremos con los reavivamientos falsos. Saber la diferencia entre ellos nos ayudará a evitar los engaños del enemigo.

(498)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*