Palabras de vida del gran Maestro, pp. 54-57. ¿Has plantado una semilla alguna vez? ¿Creció lenta o rápidamente? ¿Se hizo grande, o no tanto? ¿Estás creciendo tú? Muchas de las personas que venían a escuchar a Jesús eran agricultores que cultivaban la tierra. Así que Jesús usó una pequeña historia acerca de una semilla, para ayu­darlos a entender cómo es el Reino de Dios, donde él es Rey. -El Reino de Dios -explicó Jesús- es como una semilla de mos­taza. La gente que escuchaba a Jesús sabía que la semilla de mos­taza es muy pequeña; una de las semillas más pequeñas que cultivaban. Pero, cuando un agricultor planta esa pequeña semilla en su campo, sabe que crece y crece hasta convertirse en un árbol grande.

(400)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*