Lunes 23 de febrero
ROBAR AL POBRE
Lee Proverbios 22:22, 23 y 23:10. ¿De qué se nos advierte aquí?
Aunque siempre es malo robar, esta prohibición se ocupa de robar a los pobres y a los oprimidos, quienes son los más vulnerables. Realmente son indefensos y, por lo tanto, califican para la preocupación especial de Dios (Éxo. 22:21-27). Nos viene a la mente el caso de David, quien mató a Urías para robarle la esposa, y la parábola de Natán sobre el cordero (2 Sam. 12:1-4). Tomar algo de alguien que tiene menos de lo que uno tiene es peor que robar: también es un acto de cobardía. ¿Creerán estos ladrones que Dios no ve sus acciones?
En realidad, Proverbios 22:23 implica que aun si el ladrón escapa sin castigo humano, Dios le dará su merecido. La referencia al Redentor, el goel (Prov. 23:11), puede aun aludir al escenario del divino Juicio final (Job 19:25).
Por eso, esta advertencia, junto con las demás de la Biblia, habla contra los que están interesados solo en las ganancias inmediatas de sus acciones, y no en los resultados a largo plazo. Toman posesión y ensanchan sus propiedades a expensas de otros, y están dispuestos a hacer trampas y matar con ese propósito. Pueden gozarlo ahora, pero lo pagarán más tarde. Este razonamiento no solo debería desanimar al ladrón; debería mostrarle que nuestros valores éticos están indisolublemente ligados a la soberanía de Dios.
En Inglaterra, algunos ateos pusieron este lema en los buses de la ciudad: “Probablemente no hay Dios. Deja de preocuparte, y goza tu vida”. Aunque se podría replicar a eso de muchas maneras, piensa en esta: Si no hubiera Dios, entonces los que roban a los pobres y no son atrapados ahora, realmente no tienen nada de qué preocuparse. Realmente, todos los que han cometido grandes males y parecen haber escapado, realmente han escapado. ¿De qué modo la fe en Dios y en las promesas de Juicio nos ayudan a obtener alguna paz mental con respecto a todas las injusticias que ahora vemos en el mundo?

(579)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*