Lección 9 | Sábado 19 de noviembre 2016 | Para memorizar | Escuela Sabática


Sábado 19 de noviembre
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Proverbios 17:28; Job 13:1-15; Santiago 2:20-22; 1 Corintios 15:11-20; 1 Pedro 1:18-20; Génesis 22:8.
PARA MEMORIZAR:
“Y él mismo será mi salvación, porque no entrará en su presencia el impío” (Job 13:16).
“EL HOMBRE”, escribió el ensayista británico William Hazlitt, “es el único animal que ríe y llora; porque es el único animal que se sorprende por la diferencia entre lo que son las cosas y lo que deberían ser”.
Las cosas ciertamente no son como deberían ser. Sin embargo, para un cristiano que vive con la promesa de la Segunda Venida, hay esperanza: una gran esperanza de lo que las cosas llegarán a ser (2 Ped. 3:13). Llegarán a ser algo tan maravilloso que nosotros, con mentes oscurecidas por el pecado (1 Cor. 13:12), apenas podemos imaginar ahora. Esta es una esperanza que la mente secularizada, con toda su estrechez y aldeanismo, ha perdido hace mucho tiempo.
Esta semana, mientras seguimos explorando el tema del sufrimiento en el libro de Job, encontraremos que, aun en medio de la tragedia injusta y sin sentido que le sobrevino, Job todavía pudo pronunciar palabras de esperanza.
¿Cuál era esa esperanza, y qué dice que también nosotros podemos esperar?
Escuela Sabática | Lección 9 | Para el 26 de noviembre de 2016 | Indicios de esperanza | El libro de Job | Cuarto trimestre 2016 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(409)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*