Libro Complementario | Capítulo 11 | El Reino de Dios | Escuela Sabática fromjespadill

Descargar 1El reino de Dios En los tiempos cuando se escribió el Evangelio de Lucas todo devoto judío elevaba en la sinagoga una oración llamada Qaddish (santificado). En dicha plegaria, que se realizaba en público cada sábado y durante los días festivos del calendario hebreo, el orante imploraba: «Que su Nombre grande sea exaltado y santificado en el mundo que él ha crea­do según su voluntad. Que su reino irrumpa en nuestra vida y en nuestros días, en los días de toda la casa de Israel, pronto y sin demora». Otra invocación muy famosa era la oración de las Dieciocho bendiciones, que todos los varones recitaban dos veces al día, al salir y ponerse el sol. En uno de los rezos leemos: «Aleja de nosotros el sufrimiento y la aflicción y sé tú nuestro único rey». Estas dos plegarias revelan que los judíos oraban para que Dios estableciera un reino, y para que él mismo ocupara el trono como rey. Sin embargo, sobre Israel recayó la culpa de haber rechazado la monarquía divina a cambio del establecimiento de un sistema de gobierno humano, argumentando que el pueblo quería gozar de una monarquía similar a la de las naciones vecinas. Esta fue la petición que los israelitas hicieron al profeta Samuel: «Danos ahora un rey que nos gobierne, como lo tienen todas las naciones» (1 Sam. 8: 5, NVI)

(184)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*