Luego de haber pasado un momento de comunión con su Padre me­diante la oración, Jesús les preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que soy yo?» (Luc. 9: 18). En el mundo grecorromano de Lucas la identidad de una persona estaba estrechamente relacionada con un elemento clave: el honor. En la época del Nuevo Testamento el honor era más importante que la riqueza,porque, entre otras razones, solo la gente con honor merecía ser escuchada por los demás. (leer más)

DESCARGAR PDF

Descargar 1

(372)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*