Libro complementario | Capítulo 6 | Amadas de Dios | Escuela Sabática


El padre se paró delante del banquillo de los acusados, miró fijamente a su hija, y frente a todos le ordenó: «Perpetua: ¡Sacrifica! ¡Compadécete de tu bebé!». Perpetua era una joven de principios del siglo II que, tras haber escuchado el mensaje cristiano, decidió unirse a la iglesia y separarse del paganismo que le había inculcado su padre. Su experiencia constituye un vivo ejemplo del drama que atravesaban las familias romanas cuando uno de sus integrantes se convertía al cristianismo. No tenemos mucha información sobre la vida de esta valiente cristiana. Lo poco que sabemos de ella es lo que quedó registrado en las Actas de los mártires, una antigua obra que aglutina el testimonios de cristianos que sacrificaron sus vidas en la época del Imperio romano.1 A diferencia de otros creyentes de aquella lóbrega época

Descargar 1

(165)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*