02 Folleto Escuela Sabática 3er. Trimestre 2013Lunes 5 de agosto

DEFINICIÓN DE VERDADERO ARREPENTIMIENTO

¿Cómo describe el apóstol Pablo  el verdadero arrepentimiento? 2 Cor. 7:9 -11.

_______________________________

_______________________________

_______________________________

El arrepentimiento es una tristeza por el pecado  que inicia Dios. También incluye la decisión de abandonar todo pecado  específico que el Espíritu Santo nos recuerde  (Eze. 14:6; Zac. 1:4). El arrepentimiento genuino  no lleva a los cristianos a un estado de profunda depresión por causa de su naturaleza o sus actos pecaminosos. “La tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación” (2 Cor. 7:10). Nos lleva, en cambio, a concentrarnos en la justicia de Jesús, no en nuestra pecaminosidad. Produce una “solicitud”: “puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe” (2 Cor. 7:11; Heb. 12:2).

En todo el Nuevo Testamento, la enormidad  de nuestro pecado  nunca  es más grande que la enormidad  de la gracia de Dios. Porque “cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia” (Rom. 5:20). Esto fue ciertamente verdadero en la experiencia  del apóstol Pablo.

Lee 1 Timoteo  1:14  al 17  y Hechos 26:10  al 16.  ¿Qué  nos  dicen estos pasajes acerca  de la pecaminosidad de Pablo  y de la justicia de Jesús?

_______________________________

_______________________________

_______________________________

Cuando el apóstol Pablo se dio cuenta de que estaba persiguiendo al Señor de la gloria, fue inducido  a caer de rodillas con arrepentimiento y confesión genuinos. A lo largo de toda su vida, nunca  se cansó de contar la historia de su propia pecaminosidad y de la gracia de Dios. Su arrepentimiento no lo dejó en un estado de depresión; en cambio, lo impulsó a los brazos de un Salvador amante y perdonador. La confesión de su pecado  no lo dejó con un sentido de mayor culpabilidad que antes. Se centró no en cuán injusto era, sino en cuán justo era Jesús.

¿Te has sentido  alguna  vez que eras “el principal” de los pecadores? O, si no el principal, ¿todavía  demasiado pecador  como para  ser salvado? ¿Cómo puedes aprender a descansar en la seguridad de que la justicia  de Cristo es suficiente para salvarte?

 

(351)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*