Lunes 10 de marzo – Devoción Matutina para Menores 2014 —  La gente del sótano

«”Ama a tu prójimo como a ti mismo”, pero si están siempre mordiéndose y devorándose unos a otros, ¡tengan cuidado! Corren peligro de destruirse» (Gálatas 5: 14, 15, NTV).

Ayer mencioné a una segunda clase de personas: las del sótano. Todos alguna vez hemos conocido gente del sótano y nos hemos visto afectados por ellos. La gente del sótano evalúa todo lo que haces, y te recalca las cosas que no haces bien. Son los que tratan de desanimarte y arrastrarte hasta el sótano con ellos. Cuando estás tratando de lograr lo imposible, llegan y te dicen: «¿Tú qué te crees, tratando de ser algo que no eres?». Y te advierten:
«No podrás lograrlo. No eres lo suficientemente bueno». Cuando fallas, se burlan y te dicen: «¿Lo ves? Te lo dije». Como describe el versículo de hoy, disfrutan destruyendo el entusiasmo de los demás. Sus palabras calan tan hondo en tu ánimo, que es difícil olvidar el dolor que causan.
¡Si tan solo pudiéramos recordar las palabras positivas de la gente del balcón y olvidar los comentarios negativos de la gente del sótano! Lo cierto es que sí se puede. Intenta el siguiente ejercicio.
Torna tres hojas de papel. En una, haz una lista de todas las personas del sótano que conoces, y de todo lo que han dicho que te ha causado daño. Cuando termines, arrúgala y apriétala hasta hacer una pequeña bola de papel. Luego tírala a la basura y olvídate de ella. Ya le has dado a esa gente y a sus comentarios negativos suficiente atención.
En la segunda hoja, anota los nombres de las personas del balcón que conozcas. Comienza con tu papá, tu mamá, tus abuelos. Haz una pequeña nota de agradecimiento para cada uno de ellos. No olvides incluir a personajes de la Biblia como Pablo, Pedro o Dorcas, que te animan con promesas de amor y de perdón.
En la tercera hoja haz una lista con los nombres de personas para quienes tu eres o quisieras ser una persona del balcón. Comienza con los de tu casa, y después amplíala a tu vecindario, tu escuela, tu iglesia. ¿A quiénes puedes dar ánimo? Ora por cada nombre. Tu última tarea es pedirle a Dios que te muestre cómo dejar de ser una persona del sótano y convertirte en una persona del balcón a tiempo completo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(172)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*