HBOOK007-pequeños800Con amor eterno te he amado; por eso te sigo con fidelidad. Jeremías 31:3.

La Biblia está llena de historias que muestran la rebeldía y desobediencia del pueblo de Israel.

Los israelitas pecaban, adoraban ídolos y, aun así, Dios todavía los amaba.

Tal vez tú crees que tienes que hacer alguna cosa para merecer el amor de Dios, pero no es eso lo que nos muestra la Biblia. Desde luego que Dios se alegra si tú eres un hijo o una hija obediente; pero él es amor, sin importar lo que hagas. Para obtener su amor, la manera como tú te comportes no hará ninguna diferencia.

El amor de Dios es incondicional, lo que quiere decir que no depende de nosotros. Él nos ama en razón de quien es él, y no por causa de quienes somos nosotros..

Hablemos con Dios

Padre, estoy feliz por saber que tu amor no depende de mi porque, a veces, soy desobediente y se que no lo merezco. De todos modos, te pido que me ayudes a ser mejor cada día, como una manera de agradecerte por tu amor in-con-di-ci-o-nal. ¡Amén!

 

Meditaciones Matinales para niños pequeños

Hablemos con Dios

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com (239)

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*