Lunes 16 de junio – Devoción Matutina para Menores 2014 — Los fuegos artificiales de los martes

«Enoc vivió en íntima comunión con Dios» (Génesis 5: 22, NTV).

«¡Papá está aquí!», gritaba Richard mientras corría hacia la puerta para encontrarse con su padre. Durante la cena, mamá tuvo que recordar una y otra vez al pequeño de siete años que no comiera tan deprisa y que masticara bien la comida. Después de la cena y del culto, Richard tomó su suéter mientras su padre agarraba el sombrero. Juntos, de la mano, salieron de casa y caminaron calle abajo hacia la estación de metro. Los temas de conversación eran predecibles. Primero, papá preguntaría a Richard cómo le había ido el día. Después, papá le contaría todo sobre el suyo. Luego caminarían juntos en silencio mientras papá saludaba a los vecinos con quienes se encontraban. Richard se puso derecho para parecer un poco más alto al lado de su padre.
Sabía que los vecinos respetaban a su papá, un colportor que había vendido libros y había orado con casi todas las personas con quienes se cruzaban. Mientras papá saludaba a sus conocidos con una gran sonrisa, Richard, en secreto, deseaba no encontrarse con nadie que pudiera entretener a papá.
No quería perderse los fuegos artificiales. Llegaron a la estación a tiempo para subir al tren. No solía haber asientos disponibles cuando el tren llegaba a su estación, de modo que Richard agarró con fuerza la mano de su padre para no separarse de él entre la multitud que permanecía en pie. Cuando llegaron a su parada, bajaron del tren y buscaron la salida.
Richard no suplicó que lo dejara montar en las atracciones de la feria. Eso vendría más tarde: una vuelta en el tiovivo al terminar los fuegos artificiales y después a casa. Siempre lo hacían igual, y así es como a Richard le gustaba: él y su papá disfrutando de un tiempo especial juntos. Cuando Richard lee en la Biblia la historia de Enoc y cómo anduvo con Dios, recuerda los paseos de los martes por la noche para ir a ver los fuegos artificiales junto a su padre, de la mano, hablando, y agradece a Dios el regalo de tener un papá cristiano.
¿Qué actividades comparten tú y tu padre que los ayudan a ambos a conocerse mejor? ¿Qué haces para conocer mejor a tu Padre celestial?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(231)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*