Lunes 17 de febrero – Devoción Matutina para Menores 2014 — Policías y ladrones

«Por fe, Moisés, cuando ya fue hombre, no quiso llamarse hijo de la hija del faraón; prefirió ser maltratado junto con el pueblo de Dios, a gozar por un tiempo los placeres del pecado» (Hebreos 11: 24, 25).

¿Has jugado a policías y ladrones, o a su versión más sencilla, conocida como «el escondite»? No eres el único. Este juego nació en Egipto, antes de que Moisés naciera. Los faraones del antiguo Egipto creían que al morir necesitarían todos los lujos y comodidades que habían disfrutado cuando estaban vivos, así que sepultaban en sus pirámides tesoros de oro, plata y joyas. Incluso sus caballos y sus esclavos eran sepultados con ellos para que pudieran disfrutarlos en el más allá. A los ladrones también les parecía que eso de enterrar los tesoros era una buena idea, así podían aprovecharse de la situación.
En una versión violenta de «el escondite», los sacerdotes escogidos para proteger las riquezas del faraón perseguían a los ladrones por tenebrosos parajes y angostos pasadizos que llevaban a las cámaras de los muertos. Existe evidencia en las rocas y las cámaras vacías del Valle de los Reyes de que se libraron feroces batallas entre «policías y ladrones» por el oro de las tumbas reales.
Una de las tumbas fue camuflada tan cuidadosamente que permaneció intacta durante más de mil años. Es la tumba del joven faraón Tutankamón.
Momificado alrededor de 1340 a. C., el rostro del joven gobernante fue cubierto con una máscara de oro, y su cuerpo decorado con un collar, un cinturón, tobilleras y brazaletes de oro. Sus dedos llevaban protectores de oro. Cientos de amuletos y talismanes estaban enrollados junto a su cuerpo, que estaba dentro de un sarcófago de oro macizo, protegido por más oro todavía. En las otras cámaras de la tumba había camas de oro, tronos, cofres, carros, figuras, ídolos, e incluso juguetes que estaban destinados para su uso.
“Tanto oro junto, y el pobre faraón jamás pudo disfrutarlo. Para Tutankamón, su riqueza terminó con su último suspiro.
Del versículo de hoy podemos suponer que Moisés sabía algo que los faraones de Egipto ignoraban. ¿Sabes qué era?
(Continuará…)

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(200)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*