JovenesTengan cuidado, no sea que se les endurezca el corazón por el vicio, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida. De otra manera, aquel día caerá de improviso sobre ustedes (Lucas 21:34).

Jesucristo dijo que la glotonería o gula sería una de las señales del tiempo del fin. En la actualidad, la gula es, de hecho, una diversión cuyos torneos transmite la cadena ESPN por televisión internacional.

Takeru Kobayashl, famoso glotón japonés, fue campeón en concursos de comida durante seis años seguidos y el día 4 de julio de 2010 protagonizo una noticia sensacional que divulgaron diversos medios de comunicación. Ese día se celebraba la competición anual Nathan’s HotDog realizada en Coney Island. Lo malo era que Kobayashi había sido excluido del concurso por una disputa con los dirigentes de la Major League Eating (“Gran Liga de Comedores”, .o glotones?).

De todos modos, Kobayashi asistió al concurso. En el momento cumbre de la competición, su rival Joey Chesnut devoraba centenares de deliciosos perritos calientes y se dirigía hacia la victoria. El ex campeón no pudo soportar la escena. De repente salto al escenario para comer. Por supuesto, intervino la policía. Intentaron arrestarlo por su conducta desordenada, pero Kobayashi se opuso al arresto y entonces enfrento graves cargos judiciales. Su mayor temor era que lo descalificaran de por vida de los concursos de comida. Al parecer, este incidente representa una de las características que definen a esta generación, del mismo modo que “comer y beber” fue una característica distintiva del mundo antediluviano. La misma existencia de los concursos de comida indica una pérdida de equilibrio de la sociedad. Uno de los resultados de “comer y beber” es la perdida de sensibilidad espiritual para comprender los peligros de los últimos días. Recuerda el consejo de Cristo al principio de la lectura de hoy.

La temperancia es otra forma de referirnos al dominio propio y no tiene que ver únicamente con la comida, sino con todos los ámbitos de nuestra vida. El exceso en la comida, en el trabajo y otros aspectos, apuntan a un problema de desequilibro en nuestro ser. Ponte a pensar en tu propia vida. .Existe algún tipo de desequilibrio en lo que haces? Piensa cual es la razón por la que exageras en este o aquel ámbito de tu vida. Ten cuidado, no sea que ganes el primer lugar en la final de la liga de glotones pero pierdas un lugar en el reino venidero.

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013

¿SABÍAS QUE…?

Por: Félix H. Cortez

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(240)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*