Jovenes

Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes  (Jeremías 33:3).

ACTS 2000 Manila fue la primera de las diez grandes series de evangelización vía satélite que el programa de televisión adventista Escrito está programó para el año 1999 en todo del mundo. Esas series de reuniones eran el cumplimiento de los sueños del equipo y, en realidad, un plan muy ambicioso.

ACTS 2000 produciría una serie completa de presentaciones del evangelio de Cristo vía satélite con traducción a múltiples idiomas y miles de iglesias a través de todo el mundo.

Durante los preparativos para el acontecimiento, se recibió un mensaje urgente en las oficinas centrales. En Miracle Factor [El factor milagro], Kandus Thorp reproduce la tensa situación: “Necesitamos la urgente e inmediata intervención de Dios a favor de ACTS 2000

Manila. Esta es la situación: ‘El programa comienza el viernes por la noche, con una prueba de la transmisión programada para la noche del jueves. En este momento son las 2:00 p.m., del miércoles. El equipo llegó el miércoles de la semana pasada, hace ocho días, pero debido a los días festivos no pudimos iniciar el trámite para sacarlo de la aduana hasta el lunes.

A pesar de todo lo que hemos hecho, todavía no hemos tenido éxito. El gobierno filipino pide 330.000 dólares de depósito por la importación temporal’”, ¿Cómo intervendría Dios en Manila en un tiempo tan breve? El pastor Mark Finley y el equipo de Escrito está, junto con los líderes de la División Asia-Pacífico Sur, pidieron a Dios que abriera el camino. Centenares de iglesias por toda la División habían instalado antenas parabólicas y estaban listas para la serie de evangelización vía satélite que iba a durar catorce días. En lugares tan lejanos como Corea, Japón, China, Guam e Indonesia, esperaban ansiosos la transmisión de los programas.

Pero sin el equipo, no habría campaña de evangelización. Todo parecía perdido. La iglesia no disponía de la cantidad solicitada para el depósito. Pero Dios tenía un plan. El fiel pastor Bienvenido V. Tejano, que también servía como embajador de Filipinas en Papúa Nueva Guinea, entregó personalmente la solicitud al presidente Joseph Estrada el miércoles por la noche ya muy tarde. Dos horas más tarde, el presidente Estrada envió una carta instruyendo a la autoridad aduanera filipina que entregara el equipo inmediatamente y sin costo alguno.

Dios intervino en favor de su pueblo. Las conferencias vía satélite se realizaron con éxito a través de las ondas del Pacífico Sur. La promesa de Dios sigue vigente. Aplícala a tu vida.

 

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013

¿SABÍAS QUE…?

Por: Félix H. Cortez

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Devoción Matutina en audio:

Soundcloud: www.soundcloud.com/jespadill-channel

__________________________________________________

(276)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*