Lunes 21 de diciembre 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Pintoras de luz

Yo te pongo ahora como luz para las naciones, a fin de que lleves mi salvación hasta los confines de la tierra. Isaías 49:6; NVT

Thomas creció en un ambiente donde se valoraba el hogar y la familia. Aprendió a creer en Dios desde muy pequeño. Pero su familia era muy pobre. Su madre luchaba sola para criar a sus tres hijos y trabajaba largas horas para ganar el sustento y mantener su hogar. Thomas estaba acostumbrado a llegar a una casa vacía, que generalmente se encontraba fría y oscura. En su corazón envidiaba aquellos hogares donde fluía luz por las ventanas, donde imaginaba que había calor. Temprano en su vida mostró inclinaciones por la pintura, y distribuía periódicos para poder tener dinero para comprarse algunos pinceles y pinturas.
De jovencito salió a explorar el mundo en tren con un amigo, y cuando se detenían hacían bocetos que vendían para pagar el alojamiento y la comida. Luego comenzó a hacer otros cuadros que se vendían muy rápidamente en galerías de arte. Sus pinturas exaltaban los valores familiares y la fe, y fueron ganando popularidad. Hoy, Thomas Kinkade es conocido como “El pintor de la luz”. Cuando observamos sus lienzos, vemos que de todas las cabañas, iglesias o edificios emana luz. ¡No hay ninguna ventana oscura!
Cuando Dios eligió a Israel, lo hizo para que fuese una bendición, una “luz para las naciones”. Hoy nosotros vivimos en un mundo oscuro, y hemos sido llamados a esparcir la luz. La luz es espectacular. El diccionario dice que es el agente físico que hace visible los objetos. La Biblia nos dice que Dios es luz. El conocimiento de Dios es luz, la santidad de Dios es luz, su gloria es luz. Y cuando Jesús dijo “ustedes son la luz del mundo” (Mat. 5:14; NVI), significa que Dios ha depositado su carácter dentro de nosotros, y ahora nosotros tenemos que dejarlo ver. Jesús también es luz. Él dijo “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12).
En este mundo hay muchas casas oscuras, hay iglesias sin luz, edificios repletos de personas que andan en oscuridad. El Señor nos fiama hoy a ser “pintoras de luz”. Que su gracia nos permita dar pinceladas de luz que traigan paz y salvación a quienes nos rodean.—Nibia Mayer.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(251)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*