Lunes 23 de diciembre – Devoción Matutina para Jóvenes 2013 – Navidad, época de búsqueda y encuentros – 1

Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor (Lucas 2:11).

Una emocionante historia verídica ¡lustra el hecho de que la Navidad todavía es una ocasión en la que muchos pueden “encontrar”. La cuenta Leo R. Van Dolson en El Rey ha nacido.
Cierta Navidad se presentaba muy amarga para un joven pastor y su esposa. Habían tomado a su cargo una vieja capilla descuidada que había conocido tiempos mejores. Según contaban, años atrás, en la iglesia y entre sus miembros había habido alegría y amistad.
Pero de eso hacía mucho tiempo; ahora solo quedaba el recuerdo de ese brillante pasado.
El pastor había iniciado una entusiasta campaña para devolver al templo parte de su hermosura anterior con pintura, martillo, clavos… y mucho amor. Él y su esposa amaban aquella iglesia y ese amor hizo todavía más dolorosa la herida cuando una terrible tormenta arruinó aún más al viejo y altivo edificio. Después de la tormenta, el pastor y su esposa contemplaron el estrado llorando, porque allí, en el muro frontal, había una “herida abierta”.
Las furiosas ráfagas habían hecho caer una parte del revoque y destruido la poca belleza que quedaba. Y solo faltaban unos días para la Navidad. En ese momento triste el pastor secó sus lágrimas y las de su esposa:
-Querida, tenemos que asistir a la feria en beneficio de los jóvenes-, dijo.
Volviendo la mirada hacia atrás mientras salían, se sintieron desanimados, pero en sus corazones surgió el recuerdo de una promesa: “El Señor proveerá”. Con todo, aun entonces no pudieron imaginar cómo sería de maravillosa la provisión que llegó ese mismo día y que más tarde consideraron milagrosa.
Todavía tristes, pero con una sonrisa dibujada en el rostro, fueron a la feria y observaron a los asistentes que hacían ofertas en las subastas de diversos artículos. Cuando se exhibió un mantel de color dorado y marfil, de unos cinco metros de largo, hubo muy pocas ofertas.
Evidentemente aquella tela, hermosa pero demasiado larga y anticuada, a nadie atraía.
No exactamente… a nadie excepto al pastor y a su esposa.
Sus ojos se encontraron como si expresaran el mismo pensamiento. Sin vacilar ofrecieron la generosa suma de seis dólares y medio. Ningún otro asistente vio más valor en aquella tela insignificante, de modo que nadie ofreció más. El pastor y su esposa pagaron y se apresuraron a volver a la iglesia. Entonces extendieron y fijaron el mantel por encima del feo agujero en el revoque del estrado.
Amor y esfuerzo para hacer de la Navidad lo que debiera ser. ¿Has sentido tristeza en la época de Navidad?

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013
¿SABÍAS QUE…?
Por: Félix H. Cortez
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
Devoción Matutina en audio:
Soundcloud: www.soundcloud.com/jespadill-channel
__________________________________________________

(417)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*