HBOOK007-pequeños800Y que Cristo viva en sus corazones por la fe. Así ustedes, firmes y con raíces profundas en el amor. Efesios 3:17.

No somos transparentes y, por eso, no podemos ver cómo es el Interior de nuestro cuerpo, pero dicen que nuestro corazón es del tamaño de nuestra propia mano cerrada. Cierra tu mano y observa. ¿Imaginabas que tu corazón fuera así, de ese tamaño? Coloca tu mano cerrada del lado izquierdo de tu pecho. Tu corazón está ocupando el mismo espacio, pero del lado de adentro.

Cuando la Biblia sugiere que Jesucristo habite en nuestro corazón, lógicamente no está hablando de un lugar del tamaño de tu mano cerrada. La Biblia menciona el corazón como ejemplo, porque ese es un órgano vital. Eso quiere decir que es muy importante para que continuemos teniendo vida. Jesús, de igual manera, es vital y debemos darle el lugar más importante, para que continuemos teniendo vida…

 Hablemos con Dios

Mi corazón es todo tuyo. Jesús Puedes venir habitar en él. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(323)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*