«Cuando te dejé en la isla de Creta, lo hice para que arreglaras lo que quedaba por arreglar y para que, en cada pueblo, nombraras ancianos de la iglesia, de acuerdo con lo que yo te encargué» (Tito 1:5).

 Hoy nos vamos de expedición a la isla de Creta. Creta es una isla grande situada en el Mar Mediterráneo. El versículo de hoy nos dice que Pablo dejó a Tito en Creta y le encargó una tarea. Estoy seguro de que mientras Tito estuvo en la isla de Creta dedicó una buena parte de su tiempo a caminan disfrutar de la naturaleza y hablar con Dios.

Un árbol que Tito pudo haber visto es el algarrobo. El algarrobo da unas pequeñas semillas llamadas algarrobas que saben muy parecido al chocolate. Es probable que alguna vez hayas probado un brownie de algarroba, una barra de chocolate de algarroba o incluso un pastel de algarroba. Aunque su sabor es muy parecido a del chocolate, la algarroba no tiene algunos elementos que son perjudiciales para la salud que el chocolate sí tiene.

En la vida también hay muchas cosas que son parecidas. A menudo una de ellas es mejor que la otra. Debemos consultar a Jesús cada día para hacer elecciones sabias. Él sabe qué es lo mejor para nosotros y nos mostrará qué decisión debemos tomar. Así que la próxima vez que necesites tomar una decisión difícil, pídele a Dios que te muestre la diferencia entre el chocolate y la algarroba

(552)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*